IMG_1674

Alimentando más sueños

Comienza un nuevo curso y siempre es un momento ilusionante para todos, también para el equipo del Catering Depersonas cocinando con sentido. Hasta ahora hemos estado atendiendo cinco colegios de Cantabria y en este curso se suman a esta familia de la alimentación escolar saludable y responsable, dos colegios más: el CEIP Manuel Llano y el CEIP María Blanchard, ambos de Santander.

Estamos muy orgullosos de seguir creciendo poquito a poco y supone para nosotros una gran responsabilidad. El comedor escolar, además de ayudar a la organización de la vida familiar, desempeña una función nutricional, social y educativa importantísima. El colegio es una experiencia integral de vida y desarrollo y, en este siglo de grandes retos, también debe convertirse en motor de cambios. Comer en el colegio es un acto colectivo que permite el aprendizaje de comportamientos sociales, de salud y en educación ambiental que permitirán a los niños adquirir pautas, conceptos y hábitos que serán modelo para su vida adulta, fortalecerá las buenas prácticas familiares en la mesa y, en no pocos casos, compensará las dificultades de algunas familias para preparar comidas equilibradas.

Entre todos podemos convertirnos en un contrapeso a la influencia de la publicidad por el gusto de la comida rápida y procesada que lleva varios años ya introduciéndose en nuestra sociedad, desbancando a nuestra beneficiosa y sabrosa dieta mediterránea ¡que ya sabemos lo difícil que es cambiar hábitos de alimentación cuando somos adultos!

Durante este curso seguiremos realizando talleres saludables en los colegios y las familias recibirán una información clara y precisa sobre lo que comen sus hijas/os. Explorar nuevas oportunidades de crear prácticas alimenticias más respetuosas y saludables es tarea de todos, pero los profesionales de la alimentación tenemos más capacidad para extender este importante mensaje.

LUCIA Y MAIBE - AMPROS COCINA 2PREPARANDO EL RAMO - AMPROS VIVEROS

Gracias, Deluz

Hace ocho años nacía nuestro catering depersonas cocinando con sentido, un proyecto innovador y totalmente pionero en España, que se gestó en un contexto de crisis que todos conocemos como una empresa social que nacía con la intención de dar empleo a personas con discapacidad intelectual y con la voluntad de favorecer la alimentación equilibrada, sana, local y ecológica en las colectividades.

Para la puesta en marcha del proyecto se diseñó un Plan de Empresa gracias a la colaboración de Sodercan y con el que establecimos las bases del modelo empresarial, pero sin perder de vista el objetivo principal, que era generar alternativas válidas que favorecieran la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual.

Así, el proyecto se apoyó en conceptos de innovación en la gestión, también a los de responsabilidad social. En este sentido, destacamos dos vertientes, vinculadas en primer lugar, al producto, ya que depersonas ha sido uno de los primeros catering de España que trabaja con productos frescos, de origen y ecológicos para elaborar los menús, y por otro lado, a la gestión de alianzas con diferentes instituciones que ha resultado crucial en el avance y consolidación del proyecto.

Hemos contado con el apoyo y el compromiso de DELUZ & Cía, encabezado por sus propietarios, Carlos y Lucía Zamora, que en este caso aportaban su experiencia en el sector y el saber – hacer (knowhow) al desarrollo y la gestión de este proyecto, con el objetivo inicial retornar a la sociedad una parte de los éxitos que iban cosechando, en este caso a través de un apoyo como expertos para la puesta en marcha de un proyecto social que impactara en la mejorar de oportunidades de empleo de personas con discapacidad sin olvidar la importancia de garantizar un alimentación saludable siendo a la vez responsables con el entorno productivo.

Aquí se inicia una importante colaboración entre AMPROS y DELUZ, para la creación de un proyecto diferente donde la colaboración entre una organización social del tercer sector y una empresa del sector de la hostelería se convierte en algo único, siendo el interés de DELUZ ayudar al desarrollo del Proyecto de Catering de DEPERSONAS Cocinando con Sentido hasta que éste alcanzara su madurez empresarial.

También ha sido importante el apoyo del Ayuntamiento de Santander, con quien suscribimos un convenio de colaboración por el cual cede el uso de las instalaciones de la Cocina del Centro de Acogida Doña Letizia de Candina como sede del proyecto, a cambio de realizar los servicios de comida que se sirven en este albergue, pilar de gran importancia para la viabilidad del proyecto.

En estos ocho años nuestro catering ha madurado como proyecto y los 150 menús diarios de los comienzos se han convertido hoy en 1.100 que llegan a centros de dependencia, colegios, empresas, etc.

¡Mirad lo que hemos conseguido entre todos!

El nacimiento del Catering fue una época maravillosa, pero también de mucha dedicación y esfuerzo personal por parte de todos, y gracias al trabajo y al esfuerzo compartido también se ha generado impacto en el entorno trabajando y presentando alternativas muy adecuadas para la alimentación en los comedores escolares, se ha presentado en numerosos foros especializados nuestro modelo de negocio basado en la innovación, y el proyecto ha sido reconocido con diferentes premios y menciones.

Ya en 2010 Carlos Zamora recibía el Premio a la Gastronomía de Cantabria 2010 en el apartado de empresarios de manos del Gobierno de Cantabria y el primer Premio de Excelencia Empresarial del Ayuntamiento de Santander; en 2011, DELUZ recibía un galardón en la categoría de RSC de la VII edición de los Premios PYME organizados por el periódico Expansión; la Asociación para el Desarrollo Tecnológico en la Hostelería (ANTA) premiaba en 2015 a nuestro catering, depersonas cocinando con sentido, con el galardón Excel45; ya en 2016 Carlos y Lucía Zamora recibieron el Premio Emprendedores del año de El Diario Montañés y hace un mes recogíamos el premio de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en la II edición de los Premios ejecutivos Cantabria.

La capacidad transformadora de la sociedad de este proyecto fue uno de los valores que nos llevó a estar entre los 20 seleccionados para el premio internacional Basque Culinary World Prize 2016 gracias a la candidatura presentada por Carlos Zamora de DELUZ, que incluía la presentación de depersonas y un nuevo proyecto para hacer pan ecológico.

Este caminar tuvo su culminación en Madrid Fusión 2017, cuando nos subimos juntos al escenario de este Congreso Internacional de Gastronomía. Dejamos sin palabras a los periodistas, críticos gastronómicos y miembros de la organización José Carlos Capel y Marta Fernández Guadaño, como ellos mismos expresaron personalmente y en sus redes sociales.

En este tiempo, también hemos afrontado un proceso de aprendizaje intenso, de conocimiento del sector, de respuesta a los clientes, del trabajo del día a día para elaborar los menús, de la comunicación y visibilidad del proyecto y donde las personas con discapacidad intelectual nos han demostrado una vez más que pueden. Este proceso de maduración tan exitoso se ha producido gracias al compromiso y esfuerzo de todo el equipo profesional del catering y también gracias al apoyo incondicional de DELUZ, nuestro socio tecnológico.

Por todo esto hoy entendemos que el proyecto ha entrado en una nueva fase, donde en cierto modo consideramos haber conseguido los objetivos que nos planteamos en el inicio y donde ahora nos toca la responsabilidad de volar solos y seguir construyendo el futuro del proyecto de DEPERSONAS Cocinando con Sentido, eso sí siempre con el aliento y el apoyo ya en la distancia del maestro.

Es el momento de cerrar una etapa en cuanto al asesoramiento y acompañamiento técnico permanente de DELUZ y de abrir otros caminos de futuro donde AMPROS seguirá trabajando con intensidad para hacer de este proyecto de Catering un referente para el empleo de las personas con discapacidad intelectual en España.

Los valores que acompañan a todos nuestros proyectos crean firmes lazos, por ello, sabemos que podemos contar con el apoyo puntual de nuestros amigos de DELUZ, partícipes indiscutibles del éxito del proyecto y convencidos del poder transformador de los proyectos de economía social, por lo que seguirán ayudando a start-ups, colegios, empresas privadas o públicas, organizaciones sin ánimo de lucro, etcétera, que quieran poner en marcha su propio proyecto social.

 

collage deluz

charco

Poquito a poco, sin atragantarles

Estamos a punto de terminar el curso escolar y es momento de hacer balances. Todas las personas que tenemos relación con los centros educativos, sea de una manera u otra, comprobamos el esfuerzo que se están realizando en los colegios y desde otras instituciones para concienciar a los alumnos sobre la importancia de la sostenibilidad y los peligros ambientales que acechan a nuestro planeta, así como de la necesidad urgente de pasar a la acción para revertir esta situación tan amenazante. Sobran razones para hacerlo y nadie duda de que todas estas actividades tienen la mejor intención. Sin embargo, ya se están alzando voces de especialistas como David Sobel o Richard Louv, que alertan sobre la “ecofobia” entre los niños y deben hacernos relexionar: “En nuestro entusiasmo por hacerlos conscientes y responsables de los problemas del mundo, estamos trasladándoles, sobre todo en edades tempranas, el miedo a la naturaleza o al fin del planeta.

Sobel propone acercar más a los niños a la naturaleza dentro y fuera del aula y siempre desde un punto de vista y una dinámica positivas: “Si llenamos nuestras clases con ejemplos de abusos ambientales, nuestro currículo ambiental terminará distanciando a los niños del mundo natural en vez de vincularlos con él. Si la naturaleza está siendo maltratada, no querrán acercarse a ella, no podemos agobiar prematuramente a los niños.”

Menciona también un interesante estudio entre 40 niños de 7 y 8 años de una escuela estadounidense con el que se pretendía que se expresaran sobre lo que es más importante para ellos en la vida. Aquellos alumnos que habían participado durante el curso en un intensivo programa ambiental, eligieron la contaminación, la extinción de especies o los niños sin hogar en la mayoría de sus comentarios. Según los especialistas, no parecían disfrutar del proceso. En el otro grupo, que apenas había trabajado el tema ambiental, eligieron los legos, otros juegos, las casas y las familias como las cosas más importantes de la vida. Ellos, en cambio, en las entrevistas mostraron energía y entusiasmo.

En Alemania se ha constatado algo similar. En las escuelas se implantó un currículo nacional de concientización para aumentar el conocimiento de los niños acerca de los problemas ambientales. El Ministerio de Educación esperaba con ello formar ciudadanos comprometidos, pero los estudios posteriores comprobaron que los estudiantes se sentían desanimados y desesperanzados ante problemas tan grandes, de modo que su tendencia fue apartarse en lugar de participar.

Así, Sobel, resume: “El desafío de los padres y educadores es armonizar las actividades y emprendimientos con las etapas de desarrollo de los niños. El vínculo entre los niños y la naturaleza debe ser el principal objetivo para los niños de tres a siete años. Cultivar relaciones con animales, reales o imaginarios es uno de los mejores caminos para fomentar la empatía durante la temprana infancia. No necesitamos especies en peligro, hay suficientes especies comunes para deleitar a los chicos. Historias, canciones y encuentros con animales son buenas opciones.

Cuando considero los temas apropiados para los niños de primaria, con frecuencia sugiero la máxima de “nada de tragedias hasta cuarto grado”. Los retos medioambientales son demasiado grandes y complicados para los pequeños. Un programa que aborde retos ambientales es más exitoso a partir de esa edad y debe centrarse primeramente en problemas locales. La acción social comienza apropiadamente alrededor de los once años: dinamizar programas de reciclado escolar, redactar normas, planificar y llevar a cabo excursiones escolares con un fin concreto, empezar a tratar problemas globales, son actividades adecuadas en este periodo.

Si queremos que los niños florezcan, permitámosles amar la tierra antes de pedirles que la salven. La tentación de apresurarse es una trampa para padres y maestros. Queriendo hacer mucho demasiado deprisa, infectamos a nuestros niños con nuestra propia impaciencia. Quizás esto es lo que Thoreau pensaba cuando dijo: The more slowly trees grow at first, the sounder they are at the core, and I think the same is true in human beings.*”

 

* “Cuanto más despacio crecen los árboles al principio, más sano es su interior, y creo que lo mismo es cierto para los hombres.”

Henry David Thoreau, escritor, naturalista y filósofo estadounidense

7L3X7216

Otro parche

El Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha el Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2017-2020. Según Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, “Este Plan es una herramienta eficaz para luchar contra las enfermedades crónicas que más nos afectan: la diabetes, enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la obesidad”

Dice el Ministerio que “El plan tendrá un importante impacto en la cesta de la compra, ya que recoge los compromisos de reformulación de los sectores de la fabricación y de la distribución, para varios tipos de alimentos y bebidas de consumo habitual en niños, jóvenes y familias y se centra en la reducción de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas. Las reducciones serán de en torno a un 10% en más de 3.500 productos, gracias al compromiso voluntario de más de 500 empresas.”

Suena bonito, pero que nadie se engañe: estos productos no pasarán a ser saludables y ahí está el problema porque, lejos de reducirse, puede incluso confundir a los consumidores y aumentar su consumo. Sin embargo, nada se dice en este Plan de educar a la población en el consumo de alimentos poco o nada procesados, y por ahí debiéramos empezar. Si además bajamos los precios a los alimentos saludables y penalizamos a los insanos, protegemos e impulsamos a los pequeños y medianos productores ecológicos del país, mejoramos el etiquetado de los productos, marcamos estrictas normativas a la restauración social (colegios, guarderías, hospitales, residencias, etc) y favorecemos en las ciudades, escuelas y entorno familiar la vida activa y las actividades al aire libre, habremos elegido el camino inteligente para derrotar a las enfermedades que están proliferando en los últimos años.

 

Próximo taller que impartiremos en los comedores escolares que atiende nuestro catering:

“El azúcar escondido”

ficha azúcar

IMG_0796

La Granja de Heras

  Hemos visitado el Centro Integrado de Formación Profesional de la Consejería de Educación “La Granja”, conocido en Cantabria como “La Granja de Heras”. Trescientos…